Sanidad y Certificación 2017-10-02T18:56:56+00:00

Sanidad

Cada año aumentan las alertas sobre nuevos patógenos debido a la facilidad que tenemos los humanos y el material vegetal para viajar y transportar así nuevos virus, hongos, etc. hacia países donde no existían y donde no se sabe cómo combatirlos.

Para controlar esta problemática existe una normativa europea de control y certificación de plantas donde, a través de una serie de controles periódicos, se garantiza por parte de la administración una trazabilidad de la variedad y sanidad del vivero.

Al final del proceso se etiqueta la planta con etiqueta amarilla o azul, siendo ambas garantía de sanidad y autenticidad varietal.

Por parte nuestra disponemos de un laboratorio para análisis de virus y de un campo de pies madres controlados, de donde seleccionamos las variedades, multiplicamos nuestros patrones y cortamos las varetas-yemas para injertar el vivero. Este campo es el corazón de nuestro vivero: lo analizamos anualmente, planta por planta, de los virus más agresivos y mantenemos una vigilancia constante de los síntomas, como haríamos con nuestros hijos.

Viveros Orero - Calidad Sanitaria
Viveros Orero - Calidad Sanitaria
Viveros Orero - Calidad Sanitaria
Viveros Orero - Calidad Sanitaria
Viveros Orero - Calidad Sanitaria
Viveros Orero - Calidad Sanitaria

planta

Cuidamos de las plantas

La palabra nursery, que es como se dice vivero en inglés, tiene más sentido en este contexto, ya que realmente cuidamos las plantas como a bebés, hasta que crecen para ser trasplantadas y vendidas.

La certificación de plantas de Vivero

Las enfermedades transmisibles por injerto producen importantes daños económicos en la mayoría de las especies frutales que cultivamos comercialmente. En general causan decaimiento, perdida de vigor, reducción de la vida comercial de los árboles y fruta de mala calidad, dando según las condiciones climáticas altos porcentajes de destrío.

Para el control de estas enfermedades es imprescindible la utilización de plantones sanos de alta calidad en las nuevas plantaciones. Esta medida es suficiente para controlar las enfermedades que no se dispersan de forma natural en el campo. En el caso de las que se dispersan, es necesario adoptar medidas adicionales, como la utilización de variedades resistentes o que se vean menos afectadas, el control de vectores o buscar barreras naturales o artificiales.

Para la producción de plantones sanos se requiere el establecimiento de tres programas diferentes aunque estrechamente relacionados: saneamiento de variedades, cuarentena para las nuevas importaciones, y certificación que es lo que vamos a detallar, ya que es el que se realiza más directamente en el vivero.

El sistema de certificación consiste en un conjunto de regulaciones legales para las diferentes fases de la propagación en el vivero y requisitos para la realización periódica de pruebas de diagnóstico de patógenos así como inspecciones visuales. Tiene el objetivo de producir plantones certificados para garantizar que el estado sanitario inicial y la autenticidad varietal se mantienen durante el proceso de propagación en el vivero. Además, también se controla la calidad agronómica de los plantones así como que las variedades y patrones utilizados estén inscritos en el Registro de Variedades Comerciales creado desde el Ministerio de Agricultura.

 

La propagación comercial se controla a lo largo de cinco bloques:

  1. Bloque de protegido reserva: lo mantiene instituciones de investigación, y está constituido por las plantas libres de patógenos obtenidas después del saneamiento o cuarentena. Se mantienen en recintos de malla que impiden la reinfestación. Este bloque es la fuente de yemas para iniciar el proceso.
  2. Bloques de árboles madre de base: ya pertenece al vivero. Son árboles en campo propagados a partir de las yemas del bloque de reserva, y su objetivo es producir yemas para la propagación intensiva de las mismas, al mismo tiempo que se confirma cada año la autenticidad varietal. Puede ser insuficiente y para algunas variedades se utiliza el bloque:
  3. Bloque de multiplicación de yemas o Madre de Certificado: principalmente su objetivo es reducir el número de árboles base, ya que sirven para lo mismo, pero en este caso se limita su duración dependiendo de especies y virosis.
  4. Bloque de árboles productores de patrones: el mismo proceso descrito para variedades hasta el momento, se aplica para la obtención de patrones bien sea por semillas, estaquillado o corte y recalce.
  5. Plantones certificados: se obtienen injertando yemas procedentes del bloque de multiplicación sobre los patrones obtenidos a partir del bloque 4. Estos plantones son inspeccionados periódicamente por los servicios oficiales competentes que garantizan que reúnen los requisitos de calidad morfológica (altura, diámetro, etc.) y comprobar la ausencia de plagas que se indican dentro del programa de certificación.

Un aspecto muy importante es el etiquetado de las plantas individualmente según el siguiente modelo:

Etiquetas Sanidad Orero

Esta etiqueta reúne todas las garantías descritas con anterioridad.